Peleas en el hockey: ¿por qué son permitidas?

Peleas en el hockey: ¿por qué son permitidas?

fotografía de una de las peleas en el hockey de la NHL

Las peleas en el hockey acaparan las miradas de personas que no siguen el deporte. Pero, ¿sabes por qué son permitidas?

Uno de los deportes sobre hielo más practicados en el mundo es el hockey, una disciplina en la que dos equipos, con seis jugadores cada uno, disputan con palos el putt, con el objetivo de meter goles. 

Las reglas no son tan complejas, pero sí existen algunas situaciones y prohibiciones que necesitan ser explicadas y observadas para entenderlas a la perfección. 

En la liga más importante de hockey en esta parte del mundo, la Nationwide Hockey League (NHL), las peleas 1 vs 1 están permitidas, y esa es una de las características que más llama la atención de los fanáticos de otros deportes. 

Claro que la concept no es que se presenten peleas constantemente, y en algunas situaciones, los árbitros pueden penalizar a los involucrados en las riñas sobre el hielo. 

Eso sí, permitir peleas en el hockey puede funcionar como una válvula de escape para la frustración acumulada, evitando así incidentes más peligrosos o violentos, debido a la naturaleza del hockey competitivo. 

¿Por qué se permiten la violencia física en el hockey? Repasa los argumentos con Strendus. 

Peleas en el hockey: razones por las que son permitidas en la NHL 

Management de emociones 

Tradición 

Estrategia 

Normatividad 

Management de emociones 

En un deporte tan ríspido y con contacto constante, los jugadores pueden desarrollar emociones muy intensas, por lo que las peleas les permiten descargar todas estas emociones, evitando así contactos con la velocidad y fuerza que el juego requiere. 

Para la comunidad del hockey sobre hielo, los enfrentamientos son una forma de autorregular el juego y mantener a los jugadores más calmados. Cuando un jugador se siente perjudicado por una acción injusta o peligrosa, puede recurrir a la pelea como una forma de defenderse. 

Tradición 

Las peleas han sido una parte integral del hockey sobre hielo desde sus inicios. En muchas ligas, no solo en la NHL, la tradición y la cultura del deporte han aceptado los enfrentamientos uno a uno, como una forma de expresión y un medio para mantener la intensidad competitiva. 

A lo largo de los años, se han convertido en una parte icónica de la cultura de este deporte, lo que hace que muchos aficionados incluso esperen verlas en un partido. 

A pesar de que las expectativas de los followers pueden contemplar peleas, la liga y sus reglamentos no impulsan como tal este comportamiento. De hecho, las peleas son causantes de multas y sanciones, a pesar de estar habilitadas. 

Estrategia 

Los entrenadores en la NHL también hacen uso de las peleas de forma estratégica. 

Para enfriar el ritmo de partido o para frenar el ímpetu del rival, por ejemplo. A pesar de ser considerada como una táctica incluso sucia, es viable dentro de los estándares de algunos entrenadores. 

Normatividad 

A pesar de que las normas de la NHL no prohíben las peleas, sí establecen sanciones claras. 

“Se impondrá una penalización mayor, más una conducta antideportiva, a todo jugador que participe en una pelea. Se impondrá una sanción menor adicional a todo jugador que inicie o instigue una pelea”, se lee en las normas de la liga de hockey más importante de Estados Unidos y Canadá. 

Los jugadores que participan en una pelea en hockey reciben una penalización de cinco minutos cada uno. Esto significa que sus equipos juegan en inferioridad numérica durante ese tiempo. 

En casos más graves, los jugadores pueden ser expulsados del partido, lo que implica la pérdida de la oportunidad de regresar a la pista durante el resto del compromiso.

Además de las sanciones inmediatas, las ligas pueden imponer multas económicas y suspensiones duraderas a jugadores que se peleen, especialmente si se considera que han violado repetidamente las reglas. 

Las ligas, a menudo, revisan las peleas después del juego y pueden imponer sanciones adicionales, como multas más severas o tiempo de juego sin jugar más largo, si se determina que la conducta fue especialmente antideportiva o puso en riego a sus rivales. 

Aunque las peleas en el hockey son aceptadas, el deporte implementa medidas disciplinarias para mantener el management y garantizar la seguridad de los profesionales. 

La coexistencia de esta tradición con estrictas sanciones es un equilibrio necesario y muy delicado, una prioridad que las ligas buscan mantener para preservar la esencia del juego y el espectáculo para todos. 

Ahora que conoces más sobre las peleas en el hockey, no olvides probar tu suerte en Strendus, el on line casino on-line más completo del país. ¡Siente el poder del rayo y regístrate hoy!

Author: James Young